Cómo comprar una moto usada en Valencia: trámites, impuestos y costes

Comprar una moto usada puede ser una excelente opción si buscas tener movilidad propia sin gastar una fortuna. Sin embargo, no se trata solo de pagar el precio de la moto y ya. Hay una serie de impuestos y trámites que tendrás que cubrir y realizar, respectivamente, para que la moto sea legalmente tuya. En el caso de Valencia, estos son los aspectos que tendrás que tener en cuenta.

¿Cómo comprar una moto usada en Valencia? Trámites e impuestos

Para empezar, tendrás que pagar el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales (ITP). Este impuesto es obligatorio en toda España cuando se compra un vehículo de segunda mano. En Valencia, el ITP se calcula aplicando un porcentaje sobre el valor real del vehículo, habitualmente este porcentaje oscila entre el 4% y el 8%.

Además, tendrás que realizar una serie de trámites administrativos. El primero es el cambio de titularidad del vehículo, para el cual necesitarás el DNI del vendedor y del comprador, el permiso de circulación, la tarjeta de inspección técnica y el contrato de compra-venta. Una vez que tengas todos estos documentos, tendrás que presentarlos en la Jefatura Provincial de Tráfico de Valencia y pagar la tasa correspondiente. No olvides que, finalmente, también debes dar de alta el seguro de la moto, ya que es obligatorio para todos los vehículos.

Desglosando costos: Impuestos y gastos administrativos al adquirir tu moto usada

Ahora, vamos a desglosar los costos. El ITP, como ya hemos mencionado, se calcula en base al valor real del vehículo. Este valor lo establece la propia Hacienda de la Comunidad Valenciana y puede que no coincida con el precio que has pagado por la moto. La tasa para el cambio de titularidad, por otro lado, es una tarifa fija que actualmente ronda los 54 euros.

En la Comunidad Valenciana, los impuestos que hay que pagar al comprar una moto usada entre particulares son los siguientes:

  • Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados (ITP): este impuesto se aplica a la transmisión de todos los bienes y derechos, por lo que también se aplica a la compra de una moto de segunda mano. El tipo impositivo general es del  6%, pero existen algunas excepciones.
    • Motocicletas y ciclomotores con cilindrada inferior o igual a 250 centímetros cúbicos: cuota fija de  30 euros.
    • Motocicletas con cilindrada superior a 250 centímetros cúbicos e inferior o igual a 550 centímetros cúbicos: cuota fija de  60 euros.
    • Motocicletas con cilindrada superior a 550 centímetros cúbicos e inferior o igual a 750 centímetros cúbicos: cuota fija de  90 euros.
    • Motocicletas con cilindrada superior a 750 centímetros cúbicos: cuota fija de  140 euros.

El comprador es el responsable de pagar el ITP. Para ello, debe cumplimentar el modelo 620 de autoliquidación del ITP, disponible en la web de la Agencia Tributaria de la Comunidad Valenciana. Una vez cumplimentado, debe abonar el impuesto en cualquiera de las entidades financieras colaboradoras.

Trámites adicionales

Además del ITP, también es necesario realizar los siguientes trámites:

  • Cambio de titularidad en la Jefatura Provincial de Tráfico: el comprador debe solicitar el cambio de titularidad del vehículo en la Jefatura Provincial de Tráfico de su provincia. Para ello, debe presentar la siguiente documentación:
    • Permiso de circulación del vehículo
    • Ficha técnica del vehículo
    • Contrato de compraventa del vehículo
    • DNI del comprador y vendedor
    • Justificante del pago del ITP
  • Seguro obligatorio: el comprador debe contratar un seguro obligatorio para el vehículo. Este seguro es obligatorio para todos los vehículos que circulen por las vías públicas.
Jaime GB

Autor de este contenido. Motorista apasionado, rockero convencido y contador de historias vocacional. Bloguero y diseñador web de profesión.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *