Trámites para comprar moto de 2ª mano en Castilla y León entre particulares

Comprar una moto de segunda mano a un particular puede ser un proceso complicado, especialmente si es la primera vez que lo haces. A diferencia de la compra realizada en un concesionario, la compraventa entre particulares requiere realizar uno mismo una serie de trámites y comprobaciones que es necesario tener en cuenta antes de lanzarse a la búsqueda de una moto usada.

En este blog ya tienes una guía completa con consejos para comprar una moto de segunda mano. Recordaremos algunos aspectos esenciales de esa guía que puedes leer completa aquí, pero en este artículo nos vamos a centrar en los trámites que tenemos que hacer en Tráfico y en el pago de los impuestos correspondientes a esta comunidad autónoma.

Aquí te tienes una guía detallada sobre cómo y dónde realizar los trámites al comprar una moto de segunda mano a un particular en Castilla y León.

Primeros pasos. Buscar, elegir y ver las motos de segunda mano que te interesan.

Investigación y búsqueda

El primer paso para comprar una moto de segunda mano es investigar y buscar la moto que deseas. Debes considerar factores como el tamaño del motor, el tipo de moto (por ejemplo, deportiva, turismo, off-road), y tu presupuesto. Los mejores sitios para encontrar la moto de segunda mano de tus sueños son los portales web especializados como motos.net.

Contacto con el vendedor e inspección de la moto

Una vez que encuentres una moto que te interese, debes contactar con el vendedor. Es importante que hagas todas las preguntas necesarias sobre el historial de la moto, incluyendo reparaciones y mantenimiento.

Cuando vayas a ver la moto, debes realizar una inspección visual detallada. Debes buscar signos de daño o desgaste excesivo. Si la inspección visual es satisfactoria, puedes solicitar hacer una prueba de conducción. Esto te permitirá comprobar cómo se siente la moto en carretera y si se adapta a tus necesidades.

Negociación del precio y cierre del acuerdo

Si estás satisfecho con la condición de la moto después de la prueba de conducción, puedes comenzar a negociar el precio con el vendedor. Recuerda que es importante ser razonable en tus negociaciones y tener en cuenta el valor de mercado de la moto. Si llegas a un acuerdo es recomendable redactar un contrato de compraventa entre particulares que debería aportar el vendedor.

Trámites a realizar en Castilla y León

Documentación

Una vez acordado el precio, debes asegurarte de que toda la documentación de la moto está en regla. Esto incluye el permiso de circulación, la ficha técnica (ITV) y el recibo del último impuesto municipal pagado (IVTM).

Impuestos

En Castilla y León, al comprar una moto de segunda mano a un particular, estarás sujeto al Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados (TPO). Este impuesto se aplica sobre el valor del vehículo transmitido. En este enlace puedes acceder al tasador oficial de la Junta de Castilla y León. Los impuestos son:

Sobre el valor del vehículo transmitido se aplicará el tipo de gravamen del 5% tal y como lo establece el artículo 24 del texto refundido de las disposiciones legales de la Comunidad de Castilla y León en materia de tributos propios y cedidos, aprobado por Decreto Legislativo 1/2013, de 12 de septiembre.

En las transmisiones de vehículos de turismo y vehículos todo terreno que superen 15 caballos de potencia fiscal se aplica el tipo incrementado del 8%

Este impuesto debe ser pagado por el comprador.

Además del TPO, también deberás pagar una tasa por cambio de titular. Esta tasa se paga a Hacienda pero está gestionada por las comunidades autónomas.

¿Qué documentación hay que presentar? Gestiones a realizar en Castilla y León.

Pasos para pagar el impuesto de transmisiones patrimoniales y actos jurídicos documentados (ITP) por la compra de un vehículo usado en Castilla y León

1. Rellenar el impreso de autoliquidación

El modelo de autoliquidación que se debe utilizar es el modelo 620. Además existe un modelo de declaración sustitutiva del contrato de compraventa de vehículos usados entre particulares, el modelo 430.

Este modelo se puede obtener de forma gratuita en la página web de la Junta de Castilla y León, en las oficinas de gestión tributaria de la comunidad autónoma, en este enlace a la web de la Junta de Castilla y León o en las entidades colaboradoras de recaudación.

2. Ingresar el importe del impuesto

El pago se puede realizar de forma telemática, en efectivo en una entidad colaboradora de recaudación o mediante transferencia bancaria. Esto último es muy poco recomendable debido a las trabas e inconvenientes que cada vez más ponen las oficinas bancarias en el pago de tributos, sanciones y tasas. Si puedes, no vayas a un banco y págalo online.

3. Presentar la documentación

Junto con el impreso de autoliquidación, se debe presentar la siguiente documentación:

  • Modelo de autoliquidación del impuesto (modelo 620) y en su caso, modelo 430 o contrato de compraventa.  Se presentará original y copia.
  • Original y copia del contrato de compraventa del vehículo.
  • Original y copia del permiso de circulación y de la ficha técnica del vehículo.

Con esta documentación, el comprador podrá dirigirse a la Jefatura Provincial de Tráfico a efectuar el cambio de titularidad del vehículo. Los documentos que contengan actos o contratos sujetos a este impuesto no son admisibles ni surten efectos en las Oficinas o Registros Públicos sin que se justifique el pago, exención o no sujeción al mismo.

El plazo para autoliquidar el impuesto y presentar la documentación es de 30 días hábiles desde la fecha del contrato. Por eso es fundamental que se redacte un contrato entre las partes.

¿Y si el vendedor es de otra comunidad autónoma?

Los impuestos los paga el comprador, de modo que se presentan en la oficina competente del lugar donde el adquirente tenga su residencia habitual, si es persona física, o domicilio fiscal, si es persona jurídica.

Las oficinas competentes en la Comunidad de Castilla y León son los Servicios Territoriales de Hacienda de las Delegaciones de la Junta de Castilla y León en las nueve provincias de la Comunidad.

Transferencia de propiedad

Para transferir la propiedad de la moto, debes ir a la Jefatura Provincial de Tráfico o a una gestoría para presentar la documentación necesaria. Como hemos comentado en el apartado de impuestos Deberás pagar una tasa para realizar este trámite. ¡No vayas a tráfico sin antes haber pagado las tasas!

Seguro

Finalmente, antes de poder conducir tu nueva moto, necesitarás contratar un seguro. Puedes elegir entre varias opciones dependiendo de tus necesidades y presupuesto.

Recuerda que este es un proceso general y puede variar dependiendo del caso específico. Siempre es recomendable buscar asesoramiento profesional si tienes dudas más profundas.

Jaime GB

Autor de este contenido. Motorista apasionado, rockero convencido y contador de historias vocacional. Bloguero y diseñador web de profesión.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *